No se vaya sin leer nuestro boletín semanal Nuestros boletínes están en formato PDF

Desde El Jardín del Párroco

Unas semanas atrás, el profeta Sefonías (Sef 3, 14-18) nos animaba a sentir el dulce sabor de la victoria sobre el pecado y la oscuridad, nos decía: Canta, Que tu corazón se llene de la música divina que viene del cielo, porque Él ha regresado otra vez, como lo prometió desde antiguo. gózate y regocíjate de todo corazón…. Hoy estamos seguros que la muerte ha sido vencida, que no tiene más poder sobre la humanidad, La fuente de la vida nos ha devuelto la verdadera vida y la alegría. ¡Éste es el mejor tiempo del año!

El Señor, está en medio de ti, no tiene que temer más la desgracia. Para muchos de nosotros, la Cuaresma ha sido un tiempo difícil por las cosas que nos han tocado sufrir a nosotros y/o a nuestros seres queridos. Han sido tiempo de confusión, duda, enfriamiento y desánimo. Pero estamos seguros que él está en medio de nosotros para levantarnos, animarnos, sanarnos y ayudarnos. El Señor será el rey de Israel en medio de ti y ya no temerás ningún mal.

El Señor, tu Dios, tu poderoso salvador, está en medio de ti. Hoy ha comenzado "al tercer día" de nuestras vidas, Su Espíritu actúa y se mueve en nuestra comunidad; en los cuerpos, mentes y corazones de todos los que creemos en Él y esperamos su venida. Él se goza y se complace en ti; él te ama y se llenará de júbilo por tu causa, como en los días de fiesta”. En Jesús, nuestras culpas han sido borradas, nuestras faltas perdonadas, nuestros pecados absueltos. Ha restaurado nuestros corazones con el amor infinito del Padre. Él se goza con nosotros, hace fiesta en el cielo por cada uno de nosotros. y nos anima con Su Espíritu a seguir haciendo el bien sin desanimarnos, a levantarnos de cada caída y a mejorar nuestras vidas y la de nuestros grupos parroquiales. Jesús nos llama y desafía a construir Su comunidad, fundada en el amor, el respeto, la tolerancia y el apoyo mutuo.

FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN, queridos hermanos y hermanas.
P. Diego Cabrera Rojas, ssc
Sacerdote Misionero de San Columbano

Nuestra Misión

La misión de la Iglesia San Hilario de Adoración Perpetua es crear una atmósfera en la que la fe crece por medio de: la predicación de la Buena Nueva, la celebración de los sacramentos y la celebración de la Eucaristía, donde Muchos se hacen uno alrededor de la mesa del Señor. Celebrando a Cristo vivimos la diversidad, buscando la unidad y sirviendo a la comunidad en general. Las puertas de la Iglesia San Hilario de Adoración Perpetua permanecen siempre abiertas, invitando y acogiendo a todos los que entran.